El secreto de las intenciones de un mendigo

El interés de Ricardo Palma por descubrir los secretos de las tradiciones peruanas, hoy que se celebra un año más de su fallecimiento en 1919, genera un nuevo interés: el descubrir los secretos que encierran su Tradiciones Peruanas.

La inquietud de Ricardo Palma por conocer el origen y el auténtico significado de frases tan simples como “carta canta” o “chichenó” lo llevó a crear pequeños textos en el que trata de explicar, de algún modo, estas cuestiones, en base a las recolecciones de datos y anécdotas de su época. Y así algunos críticos literarios señalen a algunos de estas historias o anécdotas como calco de cierto modelo europeo, sobre todo por su relación con el incipiente realismo de su época y el costumbrismo español, las explicaciones de Ricardo Palma dan respuestas y muchos de ellos con datos historiográficos muy conocidos de cosas tan llanas pero simbólicas.

"Tradiciones peruanas" tiene un lenguaje popular repleto de refranes, proverbios, canciones, coplas, entre otros.

“Tradiciones peruanas” tiene un lenguaje popular repleto de refranes, proverbios, canciones, coplas, entre otros.

Y explica parte de la evolución de toda sociedad o cultura, pero desde otro punto de vista: desde la oralidad de frases tan usadas hasta hoy, pero casi con un total desconocimiento semántico verdadero. Así como evoluciona la sociedad y sus costumbres, también los hacen estas frases. Rezan carta, Carta canta y Papelito habla es producto del mismo paso del tiempo y el aprendizaje oral y coloquial sobre el uso de dichas frases.

Ricardo Palma, además, en su texto expresa la relación del indígena con el mestizo o criollo. El sometimiento en todos los aspectos del indígena, su poco conocimiento y, sobre todo, la poca importancia para los poderosos de la época en instruir a cada uno de ellos. No les convenía. Es por ello que estas frases aparecen como producto de la ignorancia de un indígena que cree, por ejemplo, que el papel mantiene en su interior algo mágico y que es capaz de observar los actos de la gente.

Texto similar es “El obispo chichenó”, donde más que la oralidad y la semantización del mismo, predomina la historia, una anécdota tan simple, pero que para Ricardo Palma tiene mucho de lo que su libro dice: una tradición peruana. Hasta la picardía del criollo implícitamente queda expuesto en este texto como  antecedente a la frase que hasta hoy en día usamos: la criollada.

Pero básicamente la idea central del texto es la palabra yuxtapuesta y resemantizada como “chichenó”, y es que ahora ya no es un simple sí señor, sino que da significado a una persona que no tiene pantalones, como diríamos hoy, es incapaz y hasta torpe. ¡Tal fulano es un chicheño! En clara alusión ya no a ramoncito, sino a su torpeza, incapacidad y sometimiento.

Además queda dicho por Ricardo Palma que ramoncito es solo uno de las decenas de personas tan extravagantes y cándidos que existía por esos años, y como de seguro los hay hasta ahora con cierto rasgos globalizados. Sin embargo ha tomado a “Chicheñó” como muestra para dar a conocer su pensamiento su comportamiento ligado a los mestizos criollos y hasta españoles.

Algún día entenderemos la veradera intención de Ricardo Palma, pero será cuando hayamos perdido en definitiva toda nuestra identidad.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s