La lucha contra la piratería se va al ‘Hueco’ (III parte)

El aliado del perfecto del Hueco.

Si alguna vez recorrió el sótano de Polvos Azules, de seguro se percató de los numerosos puestos que siempre permanecen cerrados como si se tratasen de ambientes vacíos a la espera de un inquilino.

Estos puestos, en verdad, son ambientes ocultos donde se ‘piratean’, a diario, cientos de discos musicales, películas, documentales que luego son comercializados en El Hueco. Solo ocho cuadras separan a Polvos Azules del Hueco.

En Polvos Azules se queman discos para ser comercializados en El Hueco

En Polvos Azules se queman discos para ser comercializados en El Hueco

En este trayecto de Polvos Azules al Hueco es donde los policías permanecen alertas al movimiento de los trabajadores que transportan la mercadería ilícita para capturarlos y decomisar los paquetes de discos. El ‘arreglo’ o lo que legalmente se conoce como el soborno posibilita el retorno de la mercadería, así como la liberación de los trabajadores.

Según información de los propios trabajadores este ilícito trabajo de quemado y pirateo de discos antes se realizaba dentro del mismo  Hueco. Los comerciantes tenían en sus puestos de venta un segundo nivel imperceptible, donde se ocultaba las maquinas quemadoras y al trabajador que realizaba esta labor.

Los discos de películas son los mas piratearos

Los discos de películas son los mas piratearos

“Era duro esa chamba. Ahí arriba sudábamos de calor porque las torres (máquinas quemadoras) se calientan cuando se ‘quema’ en cantidad por eso trabajábamos casi calatos. Nadie sabían que estábamos ahí arriba”, refiere David, un trabajador dedicado al quemado de discos.

Luego de que la policía fiscal descubriera estos ambientes, los comerciantes optaron por buscar un nuevo lugar donde quemar y no dejar que sus costosas maquinas sean decomisadas y ellos, detenidos.

Comerciantes poseen puestos en ambos centros

Comerciantes poseen puestos en ambos centros

Muchos de estos vieron a Polvos Azules como un lugar estratégico, tal es el caso de David. Él solo es un empleado de unos de los dueños a los que llaman ‘fuerte’ por el capital que manejan.  Hace dos años lo descubrieron quemando en “El Hueco” por lo que su jefe tuvo que pagar una fuerte cantidad de dinero para que lo liberen.

DATOS

El 72% los comerciantes de discos piratas de  Polvos Azules ‘piratean` los discos en sus propios puestos ubicados en el sótano del centro comercial.

El traslado de la mercadería de Polvos Azules a El Hueco se da en la noche. Entre las 9 a 10.

En la puerta del Hueco se paga 1 sol por el ingreso de cada paquete de discos (conos)

Marco Peña – Carlos Soto – Freddy Melo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s